0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página

La diarrea se define como el aumento en el número de deposiciones diarias (más de 3 al día), siendo estas normalmente menos formes debido a la mayor cantidad de agua presente en ellas.

Son varias las causas que pueden derivar en una diarrea, la más común sobre todo en la temporada estival en la que nos encontramos, es el consumo de alimentos que pudieran estar en mal estado debido a la alteración en la cadena de frío, fallos en la conservación o por la ingestión de agua contaminada. Los productos lácteos, helados y jugos mal refrigerados son los principales causantes.
Generalmente el comienzo en este caso es brusco y la mayor parte de los episodios remiten espontáneamente y duran de 3 a 7 días.

Otra de las causas más frecuentes de diarrea aguda son las infecciones, particularmente de las virales, aunque también pueden ser bacterianas pero son más habituales en viajeros. Debido a las altas temperaturas del verano, es muy común que estas infecciones se propaguen en lugares públicos si no tenemos en cuenta una serie de medidas higiénico-sanitarias.

En algún caso, la ingestión de algún tipo de medicamento puede conllevar como efecto adverso la aparición de episodios diarreicos, sobre todo cuando se trata de antibióticos. Para ello os recomendamos la ingestión de un simbiótico (prebiótico+probiótico) mientras estéis bajo el tratamiento con antibióticos.

Otros casos son las enfermedades inflamatorias intestinales crónicas como la enfermedad de Crohn o la Colitis ulcerosa que están asociadas a procesos diarreicos recurrentes.

¿Qué medidas debemos de tener en cuenta ante la diarrea?

• Lavarse las manos con frecuencia.
• Lavar muy bien las frutas y verduras.
• Consumir alimentos bien cocidos o fritos. Evitar ingerir alimentos crudos si no se ha mantenido de manera rigurosa la cadena de frío.
• Evitar beber agua de lugares que podrían estar contaminados o en los que no se especifique la potabilidad.
• Mantener los alimentos bien tapados y refrigerados, ya que los microorganismos pueden ser transportados por insectos.

¿Qué podemos comer y cómo restablecemos de la pérdida de líquidos tras una diarrea?

En el tratamiento de la diarrea es importante reponer la pérdida de líquidos y minerales por lo que recomendamos la ingestión de un suero oral, siempre y cuando la diarrea no sea muy fuerte e intensa, en cuyo caso hay que acudir al médico.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que alimentos debemos de evitar durante esos días. Los alimentos grasos, los fritos, los lácteos, los zumos azucarados… pueden provocar que nuestra digestión sea más pesada y estimular movimientos intestinales.

Sin embargo, debemos ingerir durante las primeras horas agua de arroz y zanahoria, consumé de pollo… de manera poco abundante y las veces que sea necesario. Es mejor reducir la cantidad en cada ingesta y aumentar el número de las mismas si fuera necesario.

Cuando la cantidad de deposiciones vayan disminuyendo podemos añadir a nuestra dieta pollo o pescados hervidos, arroz cocido con zanahoria…

Antes de volver a nuestra dieta habitual debemos ir introduciendo poco a poco los lácteos, verduras cocidas, carnes y pescados a la plancha…

Esperamos que estos consejos os sean de gran utilidad y que si os encontráis con este problema sepáis que medidas debéis de llevar a cabo.