982 215 400 info@farmacialabandeira.com
0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad del pigmento protector del cuerpo, melanina, para proteger la piel.
Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Los posibles síntomas son:

  • Piel roja y sensible que es caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar,fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea).
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

La prevención es fundamental a la hora de evitar quemaduras solares.

Por ello es necesario utilizar un protector solar con factor de protección solar (FPS) de 30 o más, que aplicaremos una media hora antes de exponernos al sol, y que repondremos cada dos horas ó después de cada baño.
No te expongas al sol durante las horas cuando los rayos son más fuertes entre las 12:00 y las 16:00.
En caso de exposición al sol durante un período de tiempo prolongado durante el día, se recomienda el uso de sombrero u otra prenda protectora y gafas de sol.

¿Y si sufrimos nos quemamos al sol?

  • Tomar un baño o una ducha con agua más fría de la temperatura ambiente.
    En la ducha intenta que el agua no salga con mucha presión ya que puede ser molesto.
    Además no uses jabones ni otros detergentes porque pueden irritar más la piel.
    Un baño con avena puede ser una gran alternativa.
  • Sécate con pequeños toquecitos y movimientos suaves, no restriegues con la toalla
  • Puedes aplicarte toallas húmedas con agua fría o incluso gasas impregnadas con Agua Thermal de Avéne.
  • Aplícate una crema que contenga aloe vera debido a que este remedio natural penetra hasta ocho veces más en la piel que cualquier otro producto regenerador.
    Los preparados de aloe vera aplicados externamente sobre la piel alivian las quemaduras solares, debido a sus propiedades antiinflamatorias y calmantes.
    Os recomendamos Aloe Vera Gel de laboratorios Drasanvi (gel 99.9% bioactivo) porque además contiene aceite esencial del árbol del té que aplicado en erupciones, irritaciones ayuda a calmar el dolor, debido a su efecto antiinflamatorio.

¿Cómo aplicar aloe vera a la quemadura?

Cuando apliques el gel de aloe vera frota gentilmente y trata de dejar una capa húmeda por encima de la piel, esto previene que tu piel se seque y se irrite.
Aplícalo las veces que lo necesites. Te recomendamos que lo tengas en la nevera, así al aplicarlo la sensación de bienestar será mayor.

Importante, no uses cremas con vaselinas o a base de aceite porque pueden bloquear los poros y de esta manera el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede empeorar la situación.

  • Toma mucha agua.Las quemaduras del sol te deshidratan, así es que es importante tomar mucha agua mientras te recuperas.
  • Evita el Sol en la piel quemada. Protege la piel quemada si vas a ir al exterior. Deberías de estar bajo la sombra o usar ropa que cubra las zonas afectadas.

Si tienes mareos, respiración y pulso acelerado, náuseas, fiebre, escalofríos o salpullido, te arden los ojos y tienes sensibilidad a la luz y ampollas severas y dolorosas busca atención médica de inmediato.

Recuerda que aunque los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, el daño cutáneo con frecuencia es permanente y puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen el cáncer de piel.